Una empresa con más de 30 años en el mercado, con un buen posicionamiento entre su audiencia meta, debe dejar de utilizar su marca ¿Qué hacer?
El proceso de rebranding es una estrategia que debe ser estudiada a fondo y en circunstancias muy específicas, recomendar su implementación. Para empresas con amplia trayectoria, puede resultar contraproducente el optar por esta decisión, si no es adecuadamente asesorado. Más allá de cambiar en apariencia, hay que pensar en lo que estamos tratando de comunicar y en la percepción de la audiencia a la que queremos llegar, es decir, los cambios no siempre son bien recibidos, por lo que hay que perfilarlos siempre como un incremento de valor y no solamente como un ajuste estético.

Marcas originales de MOBE 1989 - 2018

MOBE inicia sus operaciones en el año 1989 sirviendo a la industria residencial y posteriormente ampliando su mercado a los ramos agrícola, metal-mecánica, minera y alimentaria. La comercialización de Sistemas Solares inicia en el año 2000, abarcando el área de bombeo, luminarias solares, sistemas fotovoltáicos y energía térmico solar. Es un distribuidor exclusivo del noreste del país, para grandes marcas de su giro como Franklin Electric, Grundfos, Evans, Fronius, entre muchas otras. Sin embargo, por causas de fuerza mayor, debe dejar de utilizar su nombre comercial que se ha encargado de posicionar durante los últimos 29 años.
EL RETO
Crear una nueva marca que marque el nuevo rumbo y visión de la compañía, tratando de no comprometer en la medida posible, el posicionamiento que ha logrado hasta el momento con sus clientes (tan importantes como Lala, Peñoles, John Deere, entre muchos otros).
LA SOLUCIÓN
Alinear la nueva identidad con los objetivos de la empresa hacia los próximos años, conservando parte de su fonética original, creando un sistema de identificación visual con elementos y una gama cromática, que le permita representar la expansión de su gama de productos y servicios.
Volver al inicio